El Eón Horneo Alicante cae ante el filial blaugrana en un partido en el que no bajó los brazos en ningún momento. Hasta en el último segundo disfrutó de ocasiones para llevarse los puntos. A pesar de las buenas transiciones y las ocasiones, los alicantinos se encontraron un Barça rápido y un Domenech que fue clave en la portería blaugrana. Ya desde los primeros segundos, el Barça se puso por delante. A los siete minutos de juego, López materializó el primer siete metros del encuentro para poner el 5-7 en el marcador. A pesar de ir por debajo, EÓN Horneo replicaba cada jugada blaugrana. Aunque las faltas cometidas le estaban penalizando y López volvió a anotar desde los siete metros para ampliar distancias.

La defensa sólida de los alicantinos y el acierto en ataque de Nacho Mirallave y Sergio Martínez fueron importantes para llegar a los quince de juego por delante en el marcador (12-8). Sin contar con la gran actuación de Miskevich en portería que ayudó a que los visitantes no le dieran la vuelta al marcador tras sus constantes llegadas. Sin embargo, los de Ferran sí que recortaron distancias. Fue entonces cuando Luis Parro solicitó tiempo muerto para los nuestros. Y le funcionó porque lograron mantenerse arriba y marcharse al descanso con un 16-15 a favor.

El EÓN Horneo no cesaba

El inicio de la segunda parte siguió con el mismo guión que la primera. Máxima igualdad entre ambos conjuntos que se veía reflejada en el marcador. Como también seguían las paradas de Miskevich. EÓN Horneo buscaba sentenciar lo antes posible con ataques rápidos, guiados, muchos de ellos por Jiménez. Sin embargo, ahora era el meta visitante, Domenech, el que evitaba que el balón entrara. Él, y que, además, la suerte no estaba de cara en esta mañana de domingo.

Liderados por el mismo Domenech atrás, y por López en ataque, el Barça empezaba a ser el Barça de las transiciones y contragolpes que terminan en goles rápidos. Situación que provocó el cambio de dominador en el marcador. Con el 25-28 en contra, Luis Parro solicitó tiempo muerto. Sobre todo, por el inesperado cambio de sistema defensivo de los culés que pasaron de un 6-0 a un 5-1.

A falta de 2 para el final y con el 30-34 en el marcador, Cristian Moll hacía soñar al Eón Horneo al anotar por el lateral de la portería sin apenas espacio. Segundos después le seguía el tanto de Luis Hernández para el 32-35. A escasos segundos para el final se firmó el definitivo 34-35. Apenas un gol de diferencia privó a los chicos de Parro de puntuar ante un rival directo y tras un partido en el que dieron el máximo para que la victoria se quedara en casa.

El EÓN Horneo Alicante disputará su siguiente partido el sábado 4 frente al Trops Málaga a las 19h en el Pabellón Colegio Los Olivos.

EÓN Horneo Alicante (34): Pavel Miskevich (p), Pepe Martín (p), Nacho Mirallave (3), David Jiménez (5), Yeray Mancebo (1), Sergio Martínez (4), Emil Feuchtmann (4), Luis Hernández (1), Alberto González (2), Matheus (9), Ximo Delgado, Didac Villar, Emilio Martínez, Cristian Moll (5).

Barça B (35): Roberto Domenech (p), Jordi González (p), Albert Pujol, Juan Palomino (2), Jaume Pujol (1), Marc López (10), Pau Morer, Zarzuela (3), Bruno Reguart (3), Marti Soler (2), Nestor Ruíz (3), Cenic (3), Artur PArera (5), Francesc Laliga, Adria Basela, Pablo Urdangarin (3).