Nunca subestimes a un guerrero que se presenta a una batalla con la moral herida. Te puedes encontrar a un luchador que saca realmente su gen ganador. Este podría ser perfectamente el resumen de un partido en el que el EÓN Horneo Alicante casi roza la perfección al ganar 37 a 27 al BM Guadalajara, líder del grupo.

Arrancó el partido con máxima igualdad, pero con el EÓN Horneo que se adelantó primero con un tanto de Novais antes de llegar al primer minuto de juego. Cada gol de los alicantinos, lo replicaba el conjunto rival que logró darle la vuelta al marcador y ponerse por delante. Aún así, los de Parro no bajaron los brazos y lograron mandar de nuevo. Sobre todo, gracias a los dos siete metros anotados por Juande Linares.

Una gran defensa liderada por Kiko balo palos, terminaba con rápidos y contundentes contraataques de los alicantinos que anotaban cada oportunidad que se les aparecería por delante. Tal era el empeño y las ganas que en el ecuador de la primera parte el EÓN Horneo Alicante logró ponerse cuatro arriba.

Sin dar opción al rival

Pasaban los minutos y el equipo seguía con la mira puesta y bien ajustada para logra ponerse ocho arriba. Incluso Juande logró anotar desde su propia casa a portería vacía. El tiro preciso en ataque y la portería a salvo con las paradas de Kiko que mantenían al equipo arriba una y otra vez. Tanto, que al descanso se llegó con un 19-12 en el marcador.

Tras el paso por vestuarios, el BM Guadalajara salió más enchufado y logró recortar distancias. Novais y Sergio Martínez respondieron con contundencia tras dos grandes y rápidas contras del equipo. Goles desde los extremos, goles tras muy buenas internadas. Hoy sí salía todo.

Cuando parecía que el equipo daba un paso atrás, los castellanos manchegos lo aprovechaban para ponerse cuatro abajo. Pero poco les duró. Porque ahí volvía otra vez el EÓN Horneo con la portería rival entre ceja y ceja y haciendo alarde del significado de equipo en cada una de sus filas. Ocasión que fallaba uno, aparecía un compañero en el rechace para anotar.

Gol entre ceja y ceja

Parro dio entrada a Pavel y se convirtió en otro de los protagonistas del encuentro y mantuvo el gran nivel en la portería. A su actuación bajo palos, había que sumarle, por enésima vez, el gran trabajo de todo el equipo en ataque y con rápidos repliegues para llegar de nuevo a campo propio y evitar los tantos del rival.

El equipo era muy consciente de lo que supondría la victoria hoy y lo demostró en cada minuto del partido desde el pitido inicial. Ofrecieron a la afición un enorme partido de balonmano y, lo más importante, realizaron el mejor encuentro en el momento perfecto. Esta fase de ascenso aún no ha terminado y el EÓN Horneo Alicante aún tiene mucho que decir.

Con esta victoria, los alicantinos se colocan séptimos (sextos, ya que Barça no asciende) con 9 puntos. A tres del tercer puesto y a cuatro de los dos primeros. La próxima jornada visita al Club Cisne Colegio Los Sauces, segundo con trece puntos.

FICHA TÉCNICA:

EÓN HORNEO ALICANTE (37): Kiko Padilla, Matheus de Novais (7), Yeray Mancedo (2), Emil Feuchtmann (2), Juande Linares (10), Sergio Martínez (6) y Alberto González. – Quique Moreno (3), David Jiménez (2), Didac Villar (3), Luis Hernández, Ximo Delgado (2), Pavel Miskevich, Emilio Martínez, Cristian Moll, David Quiles.

BM GUADALAJARA (27): Daniel Santamaría; Manuel Catalina (5), Carlos Pérez (3), Jorge Romanillos (2), Alberto Díaz (7), Francisco Lombardi (4) y Alberto Serradilla. – Dario Petrovski, José Luis Román (1), Marco Agustín, Haitz Gorostidi (2), Alberto Moranchel, Luis Aybar, Marcos Dorado (1), Santiago Simon (2), Julián Tarjuelo.