José Luis Soriano ‘Poli’ ha inaugurado en la tarde del martes 7 de junio la calle que lleva su nombre como homenaje a su trayectoria deportiva y a su reconocimiento como deportista alicantino.

La calle está situada entre las taquillas del Estadio José Rico Pérez y la parte trasera del Pabellón Municipal José Pitíu Rochel, esa pista que tantas alegrías le ha dado al balonmano español y que lleva el nombre de otro ilustre de este deporte en nuestra ciudad.

‘Poli’ ha estado arropado por su familia, así como representantes del EÓN Horneo Alicante: Jaime Cremades ‘Ñago’, director general del club, Verónica Ocaña, vicepresidenta de la entidad, Vicente Moya, delegado del primer equipo y los jugadores del equipo Kiko Padilla y Juande Linares.

El acto ha estado presidido por el Excelentísimo Alcalde de la ciudad de Alicante, D. Luis Barcala, así como el Concejal de Deportes, José Luis Berenguer, el Concejal de Presidencia y Estadística, Antonio Peral, así como la portavoz del PSOE de Alicante, Trini Amorós.

Por su parte, José Julio Espina ha acudido en representación de la Real Federación Española de Balonmano.

El jugador mítico del Calpisa descubre la placa con su nombre que desde ayer ya forma parte del callejero alicantino y lo ha hecho en un acto discreto y lleno de emoción y sentimiento en el que el propio Luis Barcala ha reconocido que se trata de un “homenaje justo y el mejor detalle de gratitud que se puede tener con alguien que defendió el balonmano alicantino y llegó a conquistar una Recopa de Europa”.

Nuestro director general, Jaime Cremades ‘Ñago’ se mostró muy emocionado durante su discurso hacia su antiguo compañero y destacó que “por fin haya llegado el momento” de rendirle este homenaje.

‘Poli’ recibe así el merecido homenaje de la ciudad y del balonmano alicantino al que tanto ha dado a lo largo de su carrera repleta de éxitos: cuatro Ligas, cinco Copas del Rey, y una Recopa de Europa. Durante sus 18 temporadas ha defendido los escudos del Obras del Puerto, Calpisa y Tecnisán.