Temporada nueva, espíritu intocable. El ADN EÓN ha quedado más patente que nunca después de lograr los dos puntos en su visita al Barça Atlètic. Victoria trabajada de principio a fin en la que el equipo demostró que sabe sufrir y luchar para conquistar una de las pistas más complicadas del campeonato. (Foto: FC Barcelona)

En un arranque de auténtica locura en la que el EÓN Horneo Alicante, logró ponerse 4 arriba ya en los primeros cinco minutos de partido. Sin embargo, en los siguientes minutos fue el Barça Atlètic el que cogió la batuta y logró darle la vuelta al marcador. La mala suerte en estos instantes de cara a portería, ayudaron también a que los locales se alejaran en el marcador.

Con este cambio de guion, Luis Parro solicitó tiempo muerto para volver a poner orden en el juego de su equipo. Los alicantinos lo intentaban y un tanto de Juande Linares desde los siete metros puso el empate a 12 en el marcador David Quiles amplió distancias y Adrián Torres en portería evitó que Barça pusiera las tablas, tanto en una parada en un ataque posicional de los culés, como en un lanzamiento de siete metros un minuto después.

Cuando mejor estaba el equipo de Parro, Barça logró el empate a 15 a falta de dos para el descanso. Aun así, el EÓN Horneo supo sacar de nuevo su garra para imponerse en el marcador e irse a vestuarios por delante (15-17)

Y tras el paso por vestuarios, el equipo continuó como el correcalle que fue en los primeros 30 minutos. Con golpes y contraataques rápidos por parte de ambos equipos.

Resurgir y sufrir para ganar

En el 38, David Quiles fue excluido dos minutos, pero poco lo notó el equipo que se armó de fuerza y volvió a poner tierra de por medio con un juego rápido y disparos potentes imposibles de parar por la defensa y el meta locales.

Pequeñas incertidumbres en defensa y con un juego ofensivo algo bloqueado, ayudaron al rival a acercarse. Pero ahí volvió a aparecer el EÓN Horneo Alicante para asegurar la ventaja.

El encuentro murió como empezó: frenético. David Jiménez sacó su brazo a pesar, como de costumbre, para anotar y acercar más los dos puntos. Adrián Torres quiso también sumarse a la fiesta y anotar desde su meta a portería vacía para sentenciar el encuentro. Victoria por 29 a 32 y dos puntos importantísimos para seguir en lo más alto de la clasificación.

Con este resultado, el EÓN Horneo Alicante, se mantiene una jornada más líder con 4 puntos. La próxima cita será el sábado 1 de octubre frente al Hiros BM Caserio de Ciudad Real a las 19:30 en el Pabellón Hermano Felicísimo Ruíz del Colegio Maristas.

FICHA TÉCNICA

BARÇA ATLÈTIC (29): Oscar Grau (1), Albert Pujol, Jaume Pujol, Marc López (4), Pau Morer, Oriol Zarzuela (3), Roberto Domenech, Jokin Aja, Pol Quiroja, Ezequiel Conde (1), Bruno Reguart (6), Marti Soler (5), Aleksandar Cenic (3), Ferran Prieto, Pablo Urdangarín (1), Ian Barrufet (5).

EÓN HORNEO ALICANTE (32): Ádrián Torres (1), Álvaro Torres (1), Nacho Mirallave (3), David Jiménez (8), Yeray Mancebo, Sergio Martínez (3), Emil Feuchtmann (2), Juande Linares (2), Luis Hernández, Martín Doldán (3), Alberto González (1), Miguel Ángel Labañera (1), Matheus De Novais (5), Cristian Moll, David Quiles (1).